¿Pukllay… qué?

PukllayWasi (Pukllay, juego y Wasi, hogar en quechua) es un modelo de ludoteca impulsada por un equipo de docentes de la Universitat de València a través del proyecto “PukllayWasi. Espacio lúdico para el desarrollo integral de la infancia en el Ande peruano” que ha permitido diseñar e implementar, gracias a la financiación de la VI Convocatoria de Proyectos de Cooperación al Desarrollo, este espacio educativo para la niñez de 0 a 5 años en la Comunidad Campesina de Mollebamba (Juan Espinoza Medrano, Antabamba, Apurímac, Perú).

Vista panorámica de PukllayWasi

Jugar no es baladí para el desarrollo integral de la infancia y no debería existir infancia sin esta posibilidad. Ya que jugar es la forma natural en que los niños y niñas entienden, quieren y actúan sobre el mundo, jugar se alza como derecho infantil. Jugar fue reconocido como derecho por primera vez en 1959 en la Asamblea General de las Naciones Unidas a través de la Declaración de los Derechos del Niño, específicamente en el artículo 31.

A pesar de esta universal declaración, y aunque se sepa que jugar es la principal actividad de la infancia y una de las fuentes más importantes de progreso, desarrollo y aprendizaje, no todas las familias y todas las comunidades le dan el mismo valor cultural o tienen las mejores condiciones socioeconómicas para impulsarlo. Por ello la necesidad de diseñar y gestionar ludotecas públicas que busquen garantizar el derecho al juego a través del impulso de espacios como PukllayWasi.

Pues bien, la ludoteca PukllayWasi acaba de inaugurarse en Mollebamba el 24 de agosto de 2022 y es la primera ludoteca de la Región Apurímac (Perú). Para hacer realidad esta idea, el equipo docente de la Facultat de Magisteri (Ricard Huerta, Dpto. de Didáctica de Expresión Musical, Plástica i Corporal, Cristóbal Suárez, Pilar Sanz y Amparo Tijeras, Dpto. de Didáctica y Organización Escolar y Andrés Payà, Dpto. de Educación Comparada e Historia de la Educación), ha contado con el apoyo de la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL) de Antabamba, el Fondo Social de Mollebamba y la Comunidad Campesina de Mollebamba que, además de colaborar con la implementación del proyecto, esta comunidad gestionará PukllayWasi para que se mantenga activo en el tiempo.

¿Por qué PukllayWasi en Mollebamba? Mollebamba es la capital del distrito de Juan Espinoza Medrano (JEM), provincia de Antabamba, región Apurímac (Perú). Está ubicado a una altitud de 3,314 m.s.n.m. en el corazón del ande peruano. Mollebamba no es escapa a la tendencia que, según el Índice de Desarrollo Humano (IDH) evaluada por el PNUD, identifica a la región de Apurímac con un IDH muy bajo. Los problemas que tiene la región de Apurímac y sus pueblos son estructurales y explican la falta de desarrollo en muchos aspectos, pero especialmente en la población más vulnerable constituido por niños menores de cinco años (30% de niños) y 50% de ancianos. Respecto a la educación, la tasa de analfabetismo del distrito de JEM es de 19.2 % que es un indicador negativo incluso para el propio país (10,9%). Aunque el distrito de JEM cuenta con instituciones de educación básica regular de gestión pública, las comunidades como Mollebamba no tiene un espacio público para atender a niños de 0 a 5 años.

No obstante, como en muchos lugares, la pandemia agravó mucho más los diversos aspectos de la vida de las poblaciones apurimeñas. Es el caso educativo, y según la Evaluación Censal de Estudiantes de 2018, antes del Covid-19 ya existía una baja calidad educativa en la región de Apurímac. Según la Unidad de Estadística del Ministerio de Educación 2019: “Los estudiantes de educación primaria y secundaria de Apurímac suman un total de 92,413. De este total, los reportes concluyen que un 27% de estudiantes, es decir, 24,952 estarían siendo afectados directamente por la pandemia, debido a que sus familias no cuentan con recursos o sencillamente les es imposible acceder a las tecnologías que son el medio para la educación en este contexto”. PukllayWasi es, por tanto, una respuesta para mejorar la educación integral de la población infantil a través del juego en Mollebamba.

No obstante, se espera que el modelo de PukllayWasi –que no es guardería o escuela infantil- pueda ser replicado en otros pueblos del ande peruano para que cuente con este tipo de espacios educativos para que padres y madres de familia jueguen –y crezcan- con sus hijos e hijas de cero a cinco años.

Cristóbal Suárez-Guerrero

cristobal.suarez@uv.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 11 8 ?