Cien años con Paulo Freire

El 19 de septiembre de 2021 se cumple el centenario del nacimiento de Paulo Freire (1921-1997). Este brasileño universal ha sido uno de los mayores y más significativos pedagogos del siglo XX cuyas ideas han llegado a influir en los procesos de democratización en todo el mundo. Sus principales aportaciones a la pedagogía sientan sus bases en el método de que todo proceso educativo debe partir de la realidad que rodea a las personas, de hecho defendió su tesis doctoral con el título ya significativo La educación y la realidad brasileña en 1959 en la Universidad de Recife, su localidad natal. También inició un nuevo camino en la relación entre el profesorado y estudiantes con su principio del diálogo que tanto ha influido posteriormente.

La educación para Freire fue el medio para mejorar su sociedad y el mundo. En ese sentido, realizó grandes campañas de alfabetización en su país. Tras el golpe militar en el Brasil de 1964, su actividad educativa fue calificada de subversiva por lo que tuvo que exiliarse y marchó a Chile. Allí participó con el gobierno en varios programas educativos para personas adultas y escribió su determinante libro Pedagogía del oprimido (1968). Fundamentalmente, la pedagogía del oprimido es una pedagogía humanista y liberadora que tendrá, pues, dos momentos distintos e interrelacionados. El primero, en el cual los oprimidos van desvelando el mundo de la opresión y se van comprometiendo, en la praxis, con su transformación, y, el segundo, en que, una vez transformada la realidad opresora, esta pedagogía deja de ser del oprimido y pasa a ser la pedagogía de los sujetos en proceso de permanente liberación. Freire escribió este libro conociendo muy bien desde niño la realidad del nordeste brasileño, en el que en un pasado muy cercano a él se había vivido en esclavitud y en su presente las clases rurales vivían en relaciones laborales de opresión, marginadas del proceso social, político y económico y sin participación alguna en las decisiones importantes para el país. Es por ello que en aquel entonces Freire impulsa a sus coetáneos a romper su pasividad y silencio, a reconocer la fuerza de su unidad transformadora y a que adquieran la capacidad crítica para relacionarse con la sociedad y que se liberen de sus ataduras, única posibilidad de cambio de la sociedad.

Las ideas transformadoras de la sociedad a través de la educación de Paulo Freire se insertan en las nuevas perspectivas revolucionarias que existían en América Latina en los años 1960-70. Es por ello que tuvo que volver a exiliarse y finalmente se estableció en Ginebra (Suiza) donde trabajó en los programas educativos del Consejo Mundial de las Iglesias. Después de dieciséis años de exilio, en 1980 volvió a Brasil, impartiendo docencia en la Universidade Estadual de Campinas y en la Pontifícia Universidade Católica de São Paulo, ciudad esta última de la que fue Secretário de Educação. En 1986, recibió el premio internacional “Paz y Educación” de la UNESCO. Fue investido doctor honoris causa por una veintena de universidades de todo el mundo. A lo largo de su trayectoria publicó casi medio centenar de escritos que han tenido una enorme influencia no solo en el ámbito educativo sino también social, económico y político.

Paulo Freire sonreiría al conocer estas noticias sobre sus publicaciones y sin duda le serviría como ejemplo de una de sus expresiones más célebres que introdujo en Pedagogía de la esperanza (1992): “inédito viable”. Lo que permanecía inédito se ha materializado, se ha hecho posible.

Paulo Freire estuvo en Valencia hace poco más de veinticinco años, en 1995. Freire impartió una Conferencia en la sede de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). Fue invitado por la Conselleria de Educación y por la Mesa de los Agentes Sociales para la Formación Permanente de Adultos a impartir la conferencia inaugural en unas jornadas denominadas La importancia estratégica de la Formación de las Personas Adultas. Estas jornadas se impartieron consecutivamente en las ciudades de Valencia, Castellón y Alicante con motivo de la aprobación de la Ley Valenciana de Formación de Personas Adultas. La presencia de Paulo Freire en Valencia constituyó un acontecimiento histórico que merece ser recordado y compartido por nuestra comunidad educativa y también internacionalmente.

Portada de CIER, 4, 2020.

La revista Creativity and Educational Innovation Review (CEIR) de la Universitat de València ha querido conmemorar con un número monográfico en 2020 la figura de este pensador y educador universal que fue Paulo Freire a partir de las dos efemérides mencionadas. Además, este número cuenta con tres extensiones en formato monografía que lo complementan. Se trata de tres publicaciones que salen a la luz en la colección Monografies & Aproximacions, con los números 23, 28 y 29 que se pueden descargar libremente de la página web del Institut de Creativitat i Innovacions Educatives. La primera de ellas es un estudio reciente de María Checa Vilar, titulado Gracias a la educación a lo largo de la vida: Las contribuciones sociales del Programa Nau Gran de la Universitat de València. La segunda, con el número 28, es el dossier completo de los materiales que se repartieron en el Seminario Internacional de la UIMP con una introducción del director del mencionado seminario José Antonio Veiga Gómez. La tercera es la transcripción del contenido de la conferencia en castellano y en portugués. Además, se hace pública, por primera vez, la grabación audiovisual original de la conferencia que impartió el pedagogo brasileño con el título La naturaleza política de la Formación de Personas Adultas. También se ha reunido en este monográfico una memoria gráfica de la conferencia de Paulo Freire, un reportaje fotográfico, cuya autora es Carmen Montañana. Son fotografías inéditas que recrean algunos momentos y escenas del Seminario.

Este pequeño homenaje de la Facultat de Magisteri expresa la intención de dejar constancia de la presencia de Paulo Freire, de la vigencia y actualidad de su pensamiento, y de su valioso legado para las generaciones venideras. Esto no solo puede servir para reconocer la sabiduría de Paulo Freire, sino también para inspirarnos a reinventar su obra, y que esta siga guiándonos en la búsqueda incesante de lo inédito viable: una utopía realizable para reescribir y mejorar la sociedad, aprendiendo a pronunciar el mundo y comprometiéndonos con su futuro a través de la educación.

José Beltrán Llavador

Francesc J. Hernàndez

Rosa Isusi-Fagoaga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 2 12 ?